Hallux Rigidus – Enfermedad del dedo gordo

¿Qué es el Hallux Rigidus?

Es una afección dolorosa de la primera articulación metatarsofalángica (el dedo gordo del pie – hallux), que se caracteriza por la rigidez y dolor para la flexión dorsal, pudiendo aparecer una deformidad articular.

Con el tiempo, doblar el dedo gordo se vuelve más y más dificil.

Hallux se refiere al dedo gordo – Rigidus indica una rigidez en el dedo que impide el movimiento

 

Diferentes grados de Hallux Rigidus

¿Cómo se clasifica el  Hallux Rigidus?

El Hallux Rigidus es un padecimiento progresivo, la movilidad del pie disminuye con el paso del tiempo.

Generalmente se utiliza una sencilla clasificación en tres grados, que es muy útil para decidir el tratamiento.

  • Grado I:  Síntomas leves, disminución de la dorsiflexión de 20 grados o menos. El hallux rigidus grado I también se llama hallux limitus.
  • Grado II: Síntomas moderados, cambios radiológicos visibles con facilidad. Disminución de la flexión dorsal del hallux mayor de 20 grados.
  • Grado III: Síntomas severos, cambios radiológicos severos, algunas veces anquilosis. El movimiento del dedo disminuye hasta alcanzar el estado final de rigidus, que es cuando el dedo permanece rígido o como “congelado”.

Signos y Sintomas

1. Dolor y rigidez del dedo gordo cuando se usa (al caminar, mantenerse de pie, inclinarse, etc.).
2. Dolor y rigidez intensificados por el frío o la humedad.
3. Dificultad para realizar determinadas actividades (correr, agacharse).
4. Hinchazón e inflamación alrededor de la articulación.
5. Exostosis dorsal palpable y dolorosa (juanete dorsal).
6. Callosidad en primer y quinto metatarsiano.

Cuando la enfermedad empeora, pueden desarrollarse los siguiente síntomas adicionales:

1. Dolor,incluso durante el descanso.
2. Dificultad para usar calzados, ya que se desarrollan espolones (sobre-crecimiento) en el hueso. Puede resultar especialmente difícil usar zapatos de taco alto.
3. Dolores en la cadera, rodilla o parte baja de la espalda debido a cambios en el modo de caminar.

¿Qué causa el Hallux Rigidus?

Causas biomecánicas:

Las causas comunes del Hallux Rigidus son disfunciones (biomecánicas) y anomalías estructurales del pie, que pueden llevar a la osteoartritis de la articulación del dedo gordo.
Este tipo de artritis — resultante del “uso y abuso”— muchas veces se desarrolla en personas que sufren algún tipo de defecto que modifica el funcionamiento del pie y del dedo gordo. Por ejemplo, aquellas personas con arcos descendidos o sobrepronación.

Desórdenes congénitos:

A veces el Hallux Rigidus se encuentra en varios miembros de una misma familia, ya que han heredado un tipo de pie que es propenso a desarrollar este trastorno.

Traumatismos:

1. Un traumatismo que ocasione la destrucción del cartílago puede ocasionar hallux rigidus.
2. Muchos micro traumatismos  “sobrecarga mecánica” como el caso de jugadores de futbol pueden tener el mismo efecto.

Afecciones metabólicas

Trastornos vasculares

Enfermedades Inflamatorias:

El Hallux Rigidus puede haber sido causado por enfermedades inflamatorias como por ejemplo la artritis reumática o gota.

Quién puede padecerla? – Hallazgos clínicos

Es más frecuente en el adulto, raramente en la adolescencia, aunque puede comenzar en ésta etapa como un mecanismo disfuncional, y predomina en el hombre.

Diagnóstico y Tratamiento del Hallux Rigidus

Cuanto antes pueda diagnosticarse este trastorno, más fácil será su tratamiento.
Por eso, el mejor momento para consultar a un especialista es cuando se sienta dolor o rigidez en el dedo gordo por primera vez, ya sea al caminar, cuando permanezca de pie, se incline o cuando se ponga en cuclillas.

Para diagnosticar el Hallux Rigidus, el especialista examinará el pie y manipulará el dedo para determinar el rango de movimiento. Generalmente se realizan rayos X para determinar el grado de artritis presente, así como para evaluar la existencia de espolones en los huesos u otras anomalías que puedan haberse formado.

¿Cómo se trata el Hallux Rigidus?

Depende de la edad del paciente, de su actividad física y de la severidad del caso. Como mencionamos anteriormente el diagnóstico y tratamiento debe ser realizado por un profesional de la salud.

Los casos moderados de Hallux Rigidus se pueden tratar:

1. Con analgésicos y reposo.
2. Se recomienda un cambio de calzado: se deben usar zapatos con punta ancha, porque éstos ejercen menos presión sobre los dedos de los pies. También pueden recomendarse zapatos con suelas rígidas o arqueadas en la punta. Evitar usar tacos altos.
3. Usar plantillas ortopédicas rígidas, que disminuyen la dorsiflexión del pie  y evitan el dolor.
4. Fisioterapia: la terapia de ultrasonido u otras modalidades de fisioterapia pueden brindar un alivio temporal.

Para casos severos de Hallux Rigidus

1. Intervención quirúrgica

Compartí en tus redes sociales esta información!

By | 2016-11-29T13:29:19+00:00 septiembre 4th, 2015|Patologias, Pie|Sin comentarios